Retiros en el campo, la nueva moda

A veces, cuando uno tiene un propósito noble en la vida, y se da cuenta de que la única forma de conseguirlo es por caminos no tan nobles, hay que aprender a ceder y a tomar lo que las circunstancias te ofrecen. Puede parecer una frase muy críptica, pero hora la explicaré  seguro que todo el mundo la entiende: sería perfecto que todo el mundo viera lo importante que es el medio rural y todo lo que lo rodea para el conjunto de la sociedad sólo por sus valores, pero, si no es así, aceptaré que estén interesados en él por motivos egoístas como puede ser el ocio y el entretenimiento.

Digo todo esto porque en la actualidad, se está instaurando una moda muy curiosa, que es la de los retiros de ayuno. Ya sabes, ahora con el verano, a todo el mundo le entra mucha prisa por perder esos kilos de más que la gran mayoría de nosotros tenemos; por eso, la palabra “ayuno” levanta pasiones precisamente en esta época. Antes lo suyo eran las dietas milagro: todos corrían por saber cuál era la última, cuál le había ido mejor a las famosas, cuáles te hacían perder peso más rápidamente… Pero todo ha cambiado, el ayuno se ha introducido como una nueva forma de mantenerse en forma, al menos relativamente, y de una manera más sana y menos agresiva para nuestro cuerpo; ah, y no menos importante, con al parecer mejores resultados.

De los mismos estudios que alaban los resultados del ayuno, se ha deducido que los retiros al campo, en contacto con la naturaleza, son la mejor manera de ayunar, y además, de liberarse un poco de las tensiones y la rutina de nuestra vida diaria. Como ves, he llegado al punto que comentaba antes, cuando un fin de semana en un entorno natural, ayunando o no, te pone en contacto con todo lo que no tiene nada que ver con el ambiente urbano. ¿Eso se hace porque uno aprecie mucho estar en contacto con el mundo de la naturaleza? Pues no, no ese el objetivo; las personas van a experimentar lo que es eso del retiro como mucho, y los hay que simplemente quieren alejarse un poco del ruido y el estrés de su día a día. Pero hay que agradecer que, entre estas personas, hay muchas que van descubriendo el entorno rural, conociendo a sus gentes y sus características, disfrutando de sus peculiaridades… O sea que, en definitiva, el fin justifica los medios.

La apertura de estos centros de retiro ha sido bastante numerosa, hay muchas provincias que se han animado a ofrecer estos servicios. Yo no sé si en realidad ayudan a perder peso o no, aunque muchos de ellos aseguran que estos lugares no son para eso, a pesar del ayuno, sino para encontrarse con uno mismo y regenerar el cuerpo y la mente en contacto con la naturaleza. De todas formas, las pautas para un ayuno de éxito son varias, e incluso así, cada persona es un mundo y funcionaran en ella de una manera o de otra. Realmente, en estos retiros suelen hacerse otras actividades además de esto del reposo y la dieta, como por ejemplo ejercicios de relajación, meditación contemplativa y actividades como el yoga, que parece fusionar un poco de todo eso. Buscar el equilibrio físico y mental parece ser el objetivo primordial, aunque, como ves, cada uno va un poco a su rollo buscando sus propios objetivos.

Como digo, busques lo que busque y obtengas lo que obtengas, de seguro no saldrás decepcionado, pues no conozco a nadie que no disfrute de una buena dieta equilibrada, unos días de descanse y desconexión de las tribulaciones diarias, y un entorno tranquilo y bello en plena naturaleza.